Tarta Red Velvet

Increíblemente deliciosa… esto es lo que me dijeron cuando regalé dos tartas red velvet a unos amigos. Y es que con esto de estar a dieta no puedo probar las cosas, así que me dedico a cocinar para los demás, dejar que lo prueben… y si pasa la prueba, os lo cuento.

Este es uno de los ejemplos más claros. Hice tres de estas en un fin de semana y la respuesta fue unánime, así que os cuento la receta porque tenéis que probarla.

Red Velvet

Qué necesitamos?
240 gr de harina de trigo
1 cdta de levadura en polvo
1 cdta de bicarbonato de sodio
1 cdta de sal
2 cucharadas de cacao Valor en polvo
300 g de azúcar
240 ml de aceite de girasol
2 huevos
240 ml de buttermilk (si no lo encontráis en el súper, poned 1 cucharada de vinagre en un vaso de leche durante 10 minutos, y luego colar el líquido)
2 cdtas de extracto de vainilla
1 cucharada de colorante red velvet Lorr Ann
1 cdta de vinagre blanco

Red Velvet

Nos ponemos manos a la obra!
Precalentamos el horno a 160°C (325°F)

En un bol mediano, añadimos la harina, el bicarbonato de sodio, la levadura en polvo, el cacao en polvo, y la sal, y mezclamos todo hasta que quede el polvo homólogo.

En otro bol grande, combinamos el azúcar y el aceite de girasol.

Añadimos y batimos los huevos, la buttermilk, la vainilla, y el colorante, hasta que todo quede bien combinado.

Añadimos el café y el vinagre.

Ahora, lentemente, añadimos los ingredientes húmedos a los ingredientes secos poco a poco, mezclando bien después de cada adición. Paramos justo cuando esté todo combinado (no queremos mezclar demasiado!).

Engrasamos el molde de tarta, con spray antiadherente especial para moldes de hornear. Si no tenéis el spray, podéis usar mantequilla y harina, o cubrir el molde con papel de horno recortado a la medida.

Vertemos la masa en el molde.

Horneamos la tarta unos 30-40 minutos, hasta que un palillo entre y salga limpio del centro de la tarta.

La dejamos enfriar en el molde unos 5 minutos y luego lo sacamos del molde y lo dejamos enfriar del todo sobre una rejilla. Lo ideal es reservarlo 1 día entero para que coja consistencia.

Vamos ahora con el frosting de queso!

red Velvet

¿Qué necesitamos?

500 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
1 cucharadita de esencia de vainilla
300 gr de azúcar glass
3 cucharadas de leche

Batimos la mantequilla, añadimos el azúcar glass, las cucharaditas de leche, integramos bien, añadimos el queso… y finalmente la cucharadita de esencia de vainilla.

Cuando la mezcla esté homogénea, podemos decorar la tarta!
Con el calor que está haciendo aún a mí me me quedó poco espesa, así que en vez de decorarla con la manga pastelera, la cubrí con la paleta y la dejé “desnuda”.

Disfutad!!

Red Velvet

Anuncios

12 comentarios en “Tarta Red Velvet

    1. Le pongo restos del bizcocho. Creció un poco haciendo “pico” así que lo corté para que quedara recto, y con las sobras, pasandolo por un colador sale como en polvito.
      Riquísimo y solución fácil 🙂

  1. Por favor, esto es porno alimenticio! Ahí hay mucha lujuria y aquí hay muchas ganas de pillar un bocado de esa super tarta… jajaja Gracias por la receta! 🙂

  2. Doy fe de lo que dices, fui la afortunada en recibir esta espectacular tarta. Sin duda una de las mejores que probado en mi vida. Tiene mucho mérito que prepares estas maravillas sin ni siquiera probarlas.

    Gracias por endulzarnos la vida!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s